RECETAS || ¿Cómo hacer una buena tempura?

Doce claves para conseguir una tempura excelente.

tempura

1.- Primero batir el huevo y el agua, y luego añadir la harina, que habremos pasado por un tamiz para que quede lo más fina posible.

2.- Mezclar poco, es fundamental para que la tempura una vez frita quede crujiente. Debe quedar una masa de textura semilíquida.

3.- El agua debe estar muy fría. De nevera, y si puede ser, enfriada todavía más con cubitos de hielo. La mejor forma es hacer la mezcla en un cuenco colocado sobre otro que tenga hielo en el fondo para mantener el frío.

4.- Utilizar enseguida. A diferencia de otras masas de rebozado, ésta da mejor resultado si no tardamos en consumirla.

5.- Si hacemos mucha cantidad, ponemos el cuenco sobre otro con hielo para que se mantenga el frío de la masa mientras vamos mojando los ingredientes, ya que esto es básico para que la tempura quede crujiente y no coja aceite durante la fritura. O bien ponemos unos cubitos directamente dentro de la masa de tempura.

6.- Los alimentos se deben cortar del tamaño de un bocado, para que se puedan coger con los palillos, mojar en la salsa y llevarnoslos a la boca, sin tener que cortarlos.

7.- Los vegetales se cortan delgados para que se cuezan más fácilmente.

8.- El pescado, las gambas y el calamar se cortan en piezas de un bocado pero anchas, si es necesario haciendo unos cortes con el cuchillo, para que la masa se pegue más fácilmente.

9.- Freímos en aceite abundante, a 180º C, preferiblemente en un wok; lo ideal es utilizar un aceite vegetal (de oliva suave, de girasol o similar) mezclado con un poco de aceite de sésamo. Para saber si el aceite está en su punto, echamos una gota de masa: si cae al fondo, está demasiado frío, si no llega y sube hacia la superfície, ya podemos freír. Si el aceite se oscurece, podemos poner a freír, con el fuego más suave, una rodaja de patata hasta que se dore.

10.- Freímos los alimentos poco rato, dos minutos o tres como máximo, y los retiramos cuando han subido a la superficie y vemos que se empiezan a dorar.

11.- Freímos poca cantidad cada vez, para que el aceite no se enfríe demasiado, y cuando retiramos los alimentos con una espumadera procuramos sacar también todos los restos de masa.

12.- Debe quedar crujiente, pero no mucho, y con un color pálido, lejos del tostado de otros rebozados.

Los comentarios están cerrados.

HORARIO BAR Mañanas de 12:30 a 16:00 Tardes de 19:30 a 00:00 RESTAURANTE Comidas de 13:00 a 15:30 Cenas de 21:00 a 23:00

Esta web utiliza cookies con el fin de facilitar y mejorar la navegación a sus usuarios. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close