ARGIELKU | La Cerveza, el auge de una bebida milenaria

principal

Nada mejor para combatirlos que una buena cerveza. Todos sabemos de los beneficios de ésta bebida, que nadie te diga lo contrario.

En los últimos cinco años se ha producido un auge considerable en la cervecería artesanal en España y, principalmente, en Madrid, País Vasco y Cataluña. En estos años en los que se ha puesto de moda la comida ecológica y en los que se aboga por lo artesano, los cerveceros y amantes de la cerveza en general no han querido quedarse atrás. Tan solo en 2014 había registradas 314 microcervecerías en España y  según Sergi Freixes, autor de El mundo de la cerveza artesanal,  cada año abren entre 5 y 10 cerveceras. Este auge de la cerveza artesanal ha supuesto una caída de la importación de cerveza extranjera y, por el contrario, un aumento de las exportaciones de nuestras cervezas artesanas.

Pero, ¿qué otorga a una cerveza la categoría de artesana? Los cuatro elementos básicos en la fabricación de la cerveza son: lúpulo, agua, malta y levadura. La cebada se ha procesado tradicionalmente, en lo que se conoce como malteado, para producir la materia prima de la cerveza, es decir, la malta. No obstante, otros cereales como el trigo o, incluso el centeno y la avena, también pueden usarse en la elaboración de la cerveza.  El lúpulo es una planta trepadora silvestre de la cual se usan las flores que otorgan a la cerveza ese aroma y amargor tan característico.

Las diferencias entre la cerveza artesanal y la cerveza industrial reside principalmente en la utilización de conservantes, antioxidantes y estabilizantes químicos por partes de la cervecería industrial. Las cervezas artesanas no se someten el proceso de pasteurización que hace que se pierdan algunas de las propiedades nutritivas de la cerveza. Las botellas de las cervezas artesanas contienen en el fondo posos de mosto que producen una segunda fermentación y le añaden a la cerveza ese gas extra que le otorga fuerza a la espuma y potencia el sabor. En las cervezas industrial, al no haber una segunda fermentación, el gas debe inyectarse de forma artificial. Otra diferencia entre las artesanales y las industriales, la encontramos en el filtrado. En el caso de las artesanales se produce de manera manual, sin embargo, las cervezas industriales se filtran de manera química y esto hace que se pierdan levaduras y proteínas de la cerveza.

Te esperamos!!

HORARIO BAR Mañanas de 12:30 a 16:00 Tardes de 19:30 a 00:00 RESTAURANTE Comidas de 13:00 a 15:30 Cenas de 21:00 a 23:00