Alimentación en primavera

spring-1974763_640

Dicen que la primavera la sangre altera… y hoy ha llegado la estación de las flores… no obstante, el tiempo y la duración del día no es lo único que cambia en esta estación ya que los hábitos alimenticios también tienen, o al menos deberían, variar un poco en función del cambio de estación. Os damos unas claves de ello.

En esta nueva etapa del año la comida debe ir aligerándose de calorías, ya que viene el calor y el gasto de energía ha de ser menor: no tenemos que mantener ya la temperatura corporal, como ocurría en el invierno, y debemos instaurar una alimentación baja en grasas, por lo que rechazaremos los fritos, rebozados, empanados, guisados o platos con salsas.

Conviene preparar los alimentos crudos, al natural, asados, hervidos o al horno, evitando los platos muy cocinados, porque solo nos sentiremos más intoxicados y cansados al destruir buena parte de los tan preciados antioxidantes.

Lo aconsejable es aumentar el consumo de verduras, sobre todo las de hoja verde (con mucha clorofila). En la composición de las verduras sobresalen las vitaminas A, C, B, E y K, los minerales como el hierro, magnesio, potasio y calcio, y destacan por su elevada cantidad de fibra. Ahora podrás encontrar: espinacas, acelgas, apio, brócoli, berros, coliflor, coles de bruselas, repollo, judías verdes, alcachofas, habitas, rábanos, guisantes, espárragos, calabazas, nabos, puerros, cebollinos, pepinos, pimientos, endivias, rúcula, lechuga y escarola.

Fuente: eltiempohoy.es

HORARIO BAR Mañanas de 12:30 a 16:00 Tardes de 19:30 a 00:00 RESTAURANTE Comidas de 13:00 a 15:30 Cenas de 21:00 a 23:00